El Chaguarmishky


 

De niña, en Guachalá iba de paseo con mi niñera, la Olimpia. Me llevaba por la loma de atrás de la casa con un pilche y una olla,  y con una misión, nos íbamos a robar chaguarmishky.  Para mi esta tarea era de lo más interesante, del penco salía una agua deliciosa!!! Pero eso sí por petición de mi mami no podíamos probarla hasta que no haya sido bien hervida, ya que dentro del hueco uno podía encontrar de todo.

Siempre había algún penco que estaba siendo “chaguado” (extraído) el “mishky” (dulce). Es de ahí de dónde viene su nombre. Este líquido delicioso nos lo tomábamos como refresco, que maravilla de la naturaleza.

En las fiestas de Cayambe por el solsticio en Junio, nunca falta el guarango, que es como una cerveza que se genera a partir del chaguarmishki fermentado. Debo decir que el guarango es delicioso, y que los indígenas lo usan para las mingas y que pueden trabajar todo un día sin sentir hambre. Y que también pueden bailar sin parar por todo un día durante las fiestas.

Este líquido ha estado ligado a nuestras culturas andinas desde hace miles de años. Es con la llegada de los españoles y de la caña de azúcar que se deja de valorar el chaguarmishky como endulzante. De ahí que la mayoría de ecuatorianos no saben que es esto.

Sin embargo hablar sobre el chaguarmishky con las mujeres de nuestra tierra que todavía chaguan los pencos, que hacen el guarango y el arroz de cebada con mishky es fascinante. La lista de usos tradicionales medicinales de este líquido es enorme, y no deja de asombrarme: para la artritis, desinflamante, para las várices, para el frío en los huesos, para la leche después del parto, quita el hambre durante las mingas, para los huesos ya que ayuda a fijar el calcio, en fin…..

Todo esto lo ha sabido la gente que vive y que está ligada a la cultura del chaguarmishky, sin embargo ha sido despreciado por la gran mayoría que piensa que lo que viene del extranjero es mejor. Sin embargo ahora sabemos gracias a los estudios que han hecho en EEEUU, México y Europa, que el concentrado de este líquido hecho miel o jalea posee todas esas propiedades que tradicionalmente se ha sabido que tienen y más!!! Es uno de los tres endulzantes junto con la estevia y el xilitol que poseen bajo nivel glicémico, eso significa que se descomponen muy lentamente en el cuerpo, el azúcar no sube, el cuerpo no se descompensa y por lo tanto es apta para diabéticos.

Ahora me encuentro trabajando con esas señoras, sabias conectadas con su cultura, con aquellas pocas que aún quedan, que saben hacer el hueco en el penco y que lo chaguan como se debe. Ellas, viven en aquellos lugares dónde se dan los pencos, en las zonas más áridas y con menos suelos productivo y les pago el doble de lo que vale un litro de leche. Es que tenemos que valorar su trabajo, no es fácil chaguar los pencos.

Antes de meterme de lleno en la producción de miel tuve dos pencas a las que una abuelita de Guachalá me hizo el favor de hacer el hueco, y yo tenía que ir temprano en la mañana y en la tarde a sacar el dulce y raspar con unas cucharetas especiales; pero eso sí, con guantes, ya que si se topan los filos salen ronchas. Claro a estas mujeres no les pasa nada porque están acostumbradas.

Para sacar un litro de miel de penco necesitamos aproximadamente 10 litros de chagugarmishky, pero esta miel concentra todas las propiedades medicinales, haciéndola el dulce más saludable que hay hoy en día. Tenemos que estar orgullosos que esto nace de aquí, de nuestros Andes.

Si alguien sabe algo más sobre la cultura del chaguarmishqui, me encantaría se pongan en contacto conmigo al mail: mishkyhuarmi@gmail.com

Anuncios